fbpx

Portal de Coaches y Terapeutas

Cuencos tibetanos sonido y vibración capaces de equilibrar

Cuencos tibetanos sonido y vibración capaces de equilibrar

Un artículo de Rodrigo Esponda

Los cuencos tibetanos tratan las causas de las enfermedades en vez de los efectos

El uso de los cuencos tibetanos se ha popularizado en occidente durante las últimas décadas. Esto probablemente como producto de un acercamiento de parte de la población a los sistemas de medicina orientales atraídos por su enfoque diferente de la salud. A diferencia de la medicina europea y del resto de occidente, en oriente tradicionalmente se tratan las causas de las enfermedades en vez de los efectos.

Historia

Tanto su origen como la historia de estos instrumentos son confusos. Si bien se llaman cuencos tibetanos, su origen exacto es muy improbable que fuera el Tibet puesto que no existen en esa región los 7 metales necesarios para su confección. Históricamente también existe controversia. Llama la atención las numerosas representaciones de Buda con un cuenco en sus manos. Pero hay evidencias arqueológicas de la existencia de cuencos de metal anteriores a Buda, ya en la edad de bronce. 

El comienzo de su uso terapéutico tampoco está claro. Algunos lo atribuyen que comenzó con Buda, otros a la relación con las antiguas ceremonias y rituales del fuego. 

Lo cierto es que hoy en día muchísimas personas poseen cuencos tibetanos en casa ya sea como adornos, curiosidades o para darle el uso que realmente tienen: cumplir una función sanadora desde el punto preventivo de la enfermedad. Sobre este aspecto es importante saber que el uso terapéutico de los cuencos requiere además de una formación específica sobre su correcto uso y formas de trabajo con ellos, la utilización de unos cuencos de calidad.

 Su sonido y vibración son capaces de equilibrar diversos aspectos de la salud del individuo.

Uso de los cuencos tibetanos

Cualquiera que haya tenido un encuentro con estos instrumentos será testigo de la particularidad de su efecto relajante casi inmediato. Su sonido y vibración son capaces de equilibrar diversos aspectos de la salud del individuo. Relajar el sistema nervioso, regular la respiración y la presión arterial, son algunos de los muchos efectos y aportes a la salud emocional mental y física de la persona que vive la experiencia.

La mecánica de cómo llegan a afectar al organismo no se basa en creencias ciegas ni teorías paranormales. Simplemente todo se reduce a la física del sonido y la vibración. Explicado de una manera muy simple, la energía de un cuerpo vibrando se expande mediante ondas a través del aire alcanzando a los demás cuerpos de alrededor y afectándolos según sean sus características. En nuestro caso recibimos las ondas y las interpretamos como sonidos a través de nuestro oído, de ahí pasan al cerebro y al sistema nervioso.

Por otro lado, la Cimática muestra como los sonidos dan forma a la materia. Hans Jenny y anteriormente Ernst Chladni comprobaron que elementos como la sal, la arena o las virutas pequeñas de algún material esparcidos sobre una superficie plana dibujan patrones geométricos según la frecuencia de ondas a las que son expuestas. 

Pero a mi parecer, más importante que la lógica y evidencia científica que podamos encontrar para avalar el efecto que puede tener el trabajo de cuencos sobre la persona, está la experiencia misma de la conciencia del individuo que vive un viaje de cuencos tibetanos. Cerrar los ojos y entregarse a sus sonidos lleva en mi experiencia a una profundidad que va mas allá pensamientos e ideas. Algo así como un botón de “reset” para la psiquis. 

En momentos de la humanidad en los que urgentemente se necesita un regreso a la naturaleza, a nuestro interior, al silencio, a una reconexión con lo trascendente, los cuencos tibetanos son un instrumento poderoso. 

Únete a su Grupo de whastapp Cuarentena:

Rodrigo Esponda

Psicólogo – Terapeuta transpersonal

Síguelo en Instagram

Síguelo en YouTube

Si este artículo te ha ayudado de alguna manera y 
conoces a alguien a quien le puede interesar este artículo, ¡Te invitamos a compartirlo! ¡Muchas Gracias!

leave your comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos Eventos

Encuentra tu armonía con los cuatro estados del Ser
Encuentra tu armonía con los cuatro estados del Ser

Encuentra tu armonía...

junio 1, 2020 - septiembre 30, 2020
Online
Explorando la Codependencia
Explorando la Codependencia

Explorando la Codepe...

junio 1, 2020 - septiembre 30, 2020
Online
Sanación niña interior
Sanación niña interior

Sanación niña interi...

junio 1, 2020 - septiembre 30, 2020
Online